El Aeropuerto Internacional de Quito jugó un rol importante en el éxito de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat III. La agilidad con la que los pasajeros fueron atendidos, sumada a la cordialidad y eficiencia de todas las personas, empresas e instituciones que brindan servicio en el aeropuerto, fueron factores claves que permitieron proyectar una excelente imagen del país a los miles de visitantes que llegaron a Quito.

Una muestra de esto son los múltiples comentarios positivos recibidos por parte de autoridades, visitantes especiales y participantes de la conferencia, quienes destacaron la comodidad de las instalaciones aeroportuarias y la excelencia en el servicio.

Para afrontar el reto que significó Hábitat III, Corporación Quiport desarrolló una serie de mejoras y coordinaciones especiales para la puesta a punto del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre y de este modo contribuir a la mejor imagen de la ciudad en este evento trascendental para Quito, que se mostró al mundo con su mejor cara.

 

 

Gracias a la apertura del nuevo terminal nacional, en mayo de 2015, logramos optimizar y readecuar espacios que permiten dotar de amplitud y comodidad a la terminal internacional.

En los espacios liberados hemos realizado las siguientes adecuaciones:

  • Áreas adicionales en hall de Migración de arribo, retiro de equipaje y aduana.
  • Sala de control de Antinarcóticos.
  • Re ubicación del Duty Free de arribo.
  • Nueva sala de embarque A8 para 150 pasajeros.
  • Nueva sala de Protocolo.
  • Nueva sala de no admitidos.

 

Además hemos trabajado en la instalación de un quinto carrusel de equipajes que mejora la eficiencia en la entrega de equipajes y en Aduana. Estamos reemplazando la iluminación interna de la terminal y de las plataformas por luces LED, que contribuyen significativamente a una reducción del consumo de energía, impactando positivamente en la disminución de la Huella de Carbono del aeropuerto.

“No solamente hemos trabajado en la optimización de espacios y servicios, sino también en el paisajismo. Al salir de la terminal de pasajeros del aeropuerto, instalamos una fuente de agua longitudinal con iluminación nocturna. Atrás de esta fuente, está ubicado un jardín montado sobre tres escalones que, a manera de terrazas, que albergan a diversas especies de plantas decorativas”, señala Andrew O´Brian, Presidente y Director General de Corporación Quiport, concesionaria del servicio aeroportuario de la ciudad.

Coordinación precisa

Además de la infraestructura y los servicios, la coordinación para mantener la seguridad y eficiencia en las operaciones es muy importante. Gracias a un trabajo en conjunto con el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Dirección General de Aviación Civil y la Empresa Pública Metropolitana de Servicios Aeroportuarios, se desarrolló una operación ordenada, con el fin de atender a los participantes de Hábitat, sin afectar a los pasajeros regulares del aeropuerto.

“En esta ocasión recibimos 11 jefes de estado de diversas partes del mundo, además de las más altas autoridades de los organismos del sistema de Naciones Unidas, encabezadas por el Secretario General Ban Ki-moon, pero nuestro equipo de trabajo es muy profesional y experimentado. Recordemos que hemos realizado operativos especiales con motivo de la visita del Papa Francisco y una cumbre de presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)”, explica Andrew O’Brian.

Todas estas experiencias han permitido que el Aeropuerto Mariscal Sucre se siga posicionando como uno de los principales aeropuertos a escala regional, colocando a Quito en un lugar expectante con respecto a la excelencia de su servicio aeroportuario.