• La temporada de carga en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre inició el 20 de enero y se extenderá hasta el 10 de febrero. La terminal aérea presenta una plataforma de carga ampliada para el parqueo simultáneo de aeronaves de grandes dimensiones, lo que permitirá que unas 15 000 toneladas de carga de flores, 15.4% más que el año pasado, lleguen al mundo para los festejos de San Valentín.  

 

Variedades de gran belleza y una calidad sin igual hacen de las rosas ecuatorianas uno de los productos más codiciados en el mundo, principalmente en la época de San Valentín. Por ello, el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre arranca la temporada de carga 2018 con una plataforma ampliada que permite estacionar de forma simultánea seis aviones de gran capacidad (tres aviones código F (Boeing 747-800) y tres aviones código E (Boeing 747-400, Boeing 777-200 y MD-11), lo que facilitará el transporte de unas 15 000 toneladas de carga, 15.4% más que el año pasado, según datos de Corporación Quiport, concesionaria del aeropuerto capitalino.

 

aviones cargueros baja

De acuerdo con Andrew O´Brian, presidente y director general de esa entidad, durante la temporada de carga del año pasado, el Mariscal Sucre superó la cifra de 13 000 toneladas transportadas. Para el 2018 se proyecta una carga superior a 15 000 toneladas, en 22 días. La ampliación de la plataforma de carga fue una acción emprendida por Corporación Quiport para satisfacer las demandas de una de las principales industrias del país, cuya época de mayor trabajo es precisamente la de San Valentín.

“Trabajamos para contribuir a la mejora de las condiciones del comercio internacional en Quito y Ecuador, nuestras acciones se enfocan en brindar facilidades a los usuarios, empresas y aerolíneas para seguir haciendo del Aeropuerto de Quito la puerta de entrada del desarrollo del país” expresó O´Brian quien resaltó además el trabajo colaborativo y ágil de la Dirección General de Aviación Civil para que la plataforma esté operativa de forma oportuna. Quiport invirtió 3.5 millones de dólares en la ampliación de la plataforma de carga.

Los aviones desde el 20 de enero pueden cargar el producto nacional de forma simultánea en este espacio moderno y acorde a los estándares internacionales, tienen como características sus grandes dimensiones y capacidad. Un avión código F, alberga unas 120 toneladas, en tanto que los de código E transportan entre 90 y 110 toneladas. En los 22 días que dura la temporada de carga aeronaves que tienen como destino países como Estados Unidos, Países Bajos, España, Luxemburgo, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Rusia llegarán a Quito para llevar por los aires la majestuosidad de la flor ecuatoriana.

En general, el área destinada a carga pasó de tener 15 198 metros cuadrados, en el antiguo aeropuerto, a 45 000 metros cuadrados en la actual terminal, lo que se traduce en un incremento de la capacidad del transporte que va de 150 mil toneladas métricas a 250 mil al año. De este modo, el aeródromo de la capital se pone a punto para contribuir a un mercado que va en creciente aumento.

De acuerdo con el Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (ProEcuador) la exportación de rosas frescas cortadas, entre los meses de enero a octubre, tuvo un crecimiento del 5.4% pasando de USD 517 millones en 2016 a USD 545 millones en 2017. 

carguero frente a terminal baja